domingo, 22 de diciembre de 2013

Chaco injusto - Colonias Unidas


S.O.S para un Chaco Profundo, afectado por terrorismo de estado.

 

El interior de la Provincia del Chaco en cuanto al respeto por los derechos humanos ha involucionado, de modo tal que el terrorismo de estado dice presente en una trilogía formada por el Intendente, el Juez de Paz y la Policía, en ese sentido es posible encontrar situaciones en que los ciudadanos se encuentran a merced de estos funcionarios que legitiman actos ilegales, con el fin de despojar a familias enteras de sus tierras que han habitado por cerca de ciento cincuenta años. Un estamento legitima la ocupación a través de una interpretación capciosa de la Constitución y la Ley, la otra utiliza la fuerza para presionar y hacer cundir el miedo en estas indefensas familias y la parte política utiliza la persecución, discriminación administrativa y política, utilizando muchas veces argumentos como supuestas violaciones de contravenciones municipales. Con estas herramientas en manos de los poderes locales, y la ignorancia o escasez de recursos para defenderse por parte de los afectados vemos como de a poco se van quedando sin nada, a pesar que durante de varias generaciones han contribuido a hacer patria.

 

Hoy el Chaco profundo manda un S.O.S. Todos los habitantes de buena voluntad y los organismos provinciales, nacionales e internacionales para que lo ayuden a defenderse de esta gente inescrupulosa que por simple codicia no dudan en avanzar y destruir a familias que solo buscan seguir trabajando para poder subsistir con dignidad, pero que de la noche a la mañana se quedan sin nada como consecuencia de la voracidad de personas insensibles, que utilizan la estructura del estado para afectar derechos y garantías de los habitantes, sin posibilidad de defensa.

 

La familia de Lucía González y Luciano Aranda, ver (http://www.youtube.com/watch?v=xxh6J0Vs31E),  un día de hace 10 años, se encontraron con el hecho de que un inescrupuloso vecino se apoderó de sus tierras que habitaban y trabajaban, les quitaron 200 hectáreas de campo de tal forma que ellos quedaron encerrados en 9 hectáreas, totalmente rodeados de alambres desde el patio de la vivienda y ahora le quieren cerrar el camino de entrada y salida, para obligarlos a abandonar las 9 hectáreas que le quedaron, con el agravante de que los nuevos e ilegales ocupantes siembran soja y los fumigan con glifosato, con las consecuencias que ello trae a la salud humana especialmente de los niños.

 

Ante este estado de situación,  la familia decidió luchar en defensa de sus derechos seriamente afectados, pero los usurpadores nuevamente recurrieron a la trilogía, recibiendo una intimación de la Fiscal Acosta de Escarel de Gral. San Martín quien le ordena que "deben abstenerse de turbar los derechos de los Señores Celestino Guillermo Dolce y Robert Omar Oliveri sobre las parcelas 25 y 26 bajo apercibimiento de proceder a la inmediata detención". Es decir que además de haber sido objetos de saqueo de sus tierras deben dejar que los fumiguen completamente sin posibilidad de hacer nada.

 En este contexto, la trilogía,  compuesta por Juez de Paz, policía e intendente saquean a los pueblos del interior, utilizando técnicas variadas,  algunos de ellos son el olvido, la ignorancia, la postergación y otros, como utilizar a la vejez como un impedimento  para la administración de las tierras, justificando por ejemplo,   el despojo a una anciana que habita en la localidad de  Selva Río de oro, de 499 de 500 hectáreas, para lo que,  las autoridades del Instituto de Colonización, dispusieran el despojo argumentando que, por su edad avanzada,  solamente podía, administrar una hectárea,  esta centenaria habitante se queda por argucias legales sin 499 hectáreas, que la venía habitando y trabajando su familia a lo largo de más de 150 años.

 

Los regímenes de intendentes y sus familias que perduran en sus cargos por  varia generaciones se han transformado en verdaderos feudos “señores de las tierras”  que,  con complicidad oficial paulatinamente se van adueñando de las tierras de los primeros colonizadores, originarios y  criollos.

 

 Este Chaco injusto expulsa a los verdaderos dueños de las tierras hacia las grandes ciudades, configurando un verdadero negocio prebendario electoral, cada 2 años tenemos “el negocio de las elecciones”,  en el que lamentablemente gracias al clientelismo triunfan los políticos perversos, constituidos por  grupos familiares, que se han  adueñados del negocio de la política local, por 500 pesos, planes, becas e infinitas promesas. Por tan poco le van quitando la dignidad a los pueblos,

 

Y la clase media que es el motor de nuestra sociedad, que es la que podría cambiar la historia, poco y nada hace para organizarse y poder cambiar algo de esta realidad que nos afecta y causa tanta infelicidad especialmente en el Interior de nuestra provincia. Esto es el chaco injusto.

Héctor Moors

Dni 7925487

Asociación Civil “En Defensa del Derecho de La Ciudadanía”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada